Aprende a leer e interpretar contratos como un experto

Recomendación de nuestra socia fundadora Vianmarie Santana.


Emprendedor negociando para su empresa con la ayuda de asesoría legal
Empresario en negociación

Llevar las riendas de un negocio, por más pequeño y sencillo que este sea, requiere, aparte de las actividades propias del negocio, de negociar mediante la suscripción de contratos y documentos legales que comprometen la responsabilidad del negocio y del individuo.


Al momento de leer y comprender los contratos, estos pueden resultar abrumadores, especialmente cuando son extensos y están llenos de ¨jerga jurídica¨. Los propietarios de empresas, tanto pequeñas como medianas, pueden aprender a leer e interpretar los contratos como un experto del derecho, de esta manera lograrían tener un mayor entendimiento y mejores negociaciones con sus suplidores y clientes. A continuación, en este artículo, les mostraremos algunas herramientas necesarias para que puedan hacerlo.


¿Cómo puedo comprender un contrato y cuáles son los riesgos si no logro entenderlo?


A pesar de que algunos contratos pueden ser largos y difíciles de entender, es muy importante que sean leídos cuidadosamente, y en ocasiones, hasta más de una vez. Puede ser de mucha ayuda que en estas lecturas, el lector vaya haciendo anotaciones que lo ayuden a entender de forma más ilustrativa el documento, ya sea, mediante la elaboración de un resumen, línea de tiempo, diagrama, línea de flujo, etc. Es una práctica común de los abogados realizar resúmenes o extraer los puntos claves que lo ayuden a tener referencias claras del contenido del documento.


Existen palabras en los contratos que pueden tener un significado o pueden ser empleadas en ese documento de una forma específica, y que a simple vista parece no tener sentido. Si encuentra palabras que no conoce, lo correcto es detenerse y buscar su significado y luego aplicarla en el contexto de lo que se está leyendo. También, puede solicitar en la negociación, que la misma sea sustituída por otra, para que pueda ser entendida por todos los que suscriben el contrato. Es una práctica común de los abogados iniciar la elaboración de un contrato, utilizando como base un contrato ¨marco¨ o ¨modelo¨, que normalmente se adapta al caso en concreto. Hoy día, la práctica mas responsable es que el abogado busque más que presumir de su vocabulario extenso, que el contrato sea elaborado en un lenguaje sencillo para que las partes puedan cumplir a lo que se obligan.


Un contrato lleno de ambigüedades y con lenguaje complicado puede significar gasto de tiempo y dinero, ya que, puede provocar que el cumplimiento del mismo no se lleve a cabalidad por falta de comprensión, y por ende, ocasionar daños serios al negocio. Si no entiendes el contrato o se cierra un trato poco inteligente por limitaciones en cuanto al lenguaje, puede terminar teniendo que hacerle frente a situaciones legales, o invirtiendo una mayor suma de dinero por los errores e incumplimiento.


¿Qué lenguaje quiero en todos mis contratos?


La mayoría de los contratos identifican, entre otras cosas, quien debe hacer alguna cosa, que cosas se deben y no deben hacerse, que regirá el contrato, quién da y quién recibe, cuánto y cuándo. Además, se establecen detalles adicionales dependiendo de qué tanta protección se busque y que tan rigurosa debe ser la ejecución del objeto.


En los contratos es importante evitar el lenguaje vago y ambiguo. Lo correcto es que sea lo más específico y claro posible.


¿Cómo determino si un contrato es abusivo?


Existen contratos que pueden contener cláusulas que se excedan en cuanto a los derechos de una de las partes respecto de la otra, si ambas partes aceptan estos términos, aunque sean injustos, pues, formarán parte del acuerdo entre ellas. Sin embargo, si una de las partes está evidentemente tomando ventaja de la otra y mintiendo, pudieran ser solicitadas su nulidad ante el Tribunal correspondiente. Por esto, antes de firmar un contrato, revisarlo y estudiar bien los términos del mismo son de vital importancia.


Para determinar si un contrato es justo, los puntos clave que se deben apreciar son: el precio, el tiempo de cumplimiento y los bienes y servicios que se están comercializando. Si los factores tiempo y precio son menos de lo que normalmente se estila en el mercado o la industria, lo correcto es realizar una doble verificación de las condiciones, y así determinar si se está contratando lo que se espera en cuando a calidad y materiales, por ejemplo.


Para determinar realmente si un contrato es abusivo o no, hace falta estudiar el mercado y conocer cuáles son las mejores prácticas dentro de la industria. Asistirse de un abogado para que le explique con detalle o ayude a analizar los términos de un contrato una vez, puede ayudar a que lo entienda y eventualmente sienta la seguridad de hacerlo usted mismo en el futuro.


¿Cómo me preparo para una negociar un contrato?


Para llegar a un acuerdo, es probable que se hayan tenido que sostener varias reuniones o conversaciones. En dichas conversaciones, es importante tener en cuenta que a cada oferta le sigue una contra oferta, y que cada condición o cláusula del acuerdo es susceptible de ser negociable. Es necesario tener bien definido que será lo que se aceptará en la negociación y reservarse una que otra condición para si mismo.


De parte de los expertos, para negociar es necesario tener lo siguiente:

- Firmeza en los términos, así existe claridad en cuanto a dejar ir el negocio.

- Los términos y condiciones ideales que son determinantes para la negociación, como el precio.

- Términos estratégicos y flexibles, como el tiempo de entrega.

- Tener referencias de otros suplidores o competidores.

- Un resumen de la postura de la otra parte en todos los puntos anterior, para mejor conocimiento.


Al preparar los términos bajo los cuales se negociará, lo más aconsejable es tener la información o soporte que sostenga el porqué de estas condiciones, así los términos frente a la otra parte con la que se esta negociando, serán más fuertes. Con una preparación como esta, con toda la confianza podrá negociar los mejores acuerdos para tu negocio.


Si quedas con alguna duda o requieres ayuda de expertos para llevar a cabo una negociación o revisar un contrato, puedes conectar con nosotros, Saco Estudio Legal, o a nuestro correo info@estudiosaco.com, para una asesoría.


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo